Desde luego, este es uno de los anuncios más raros que hemos visto.