Detenidos en una prisión filipina bailando con su traje naranja la canción ‘Thriller’ de Michael Jackson.