1

Si estas buscando una texto bonito para tu padre, aquí tienes unos cuantos.

Enlaces de interés

- Más citas y frases celebres para padres

- Envia un piropo a tu padre

Te quiero papa

No me des siempre todo lo que pida,
a veces yo sólo pido para ver cuánto puedo obtener.

No me des siempre órdenes;
si a veces me pidieras las cosas lo haría con gusto.

Cumple siempre tus promesas;
si me prometes un premio o un castigo, dámelo.

No me compares con nadie
Si me haces lucir peor que los demás seré yo quien sufra.

No me corrijas delante de los demás,
enséñame a ser mejor cuando estemos a solas.

No me grites,
te respeto menos cuando lo haces y me enseñas a gritar.

Déjame valerme por mi mismo
o nunca aprenderé.

Cuando estás equivocado admítelo,
y crecerá la opinión que tengo de ti.

Haré lo que tú hagas,
pero nunca lo que digas y no hagas.

Cuando te cuente mis problemas,no me digas no tengo tiempo;
compréndeme y ayúdame.

Quiéreme y dímelo, me gusta oírtelo decir.

Para mi padre

Cuantas cosas son necesarias decir antes
que sea demasiado tarde.
Escucho tanta gente sufrir del recuerdo,
del instante no queriendo admitir, aceptar
lo irreparable, lamentos, gritos, dolor, sin
ni siquiera ya escucharse, por eso hoy
quiero escribir.
Escribir para mi padre que lo tengo hoy
aquí, y reparar lo irreparable…

Yo siempre pienso en ti, mi viejo
inolvidable, y hoy te digo te amo.
Gracias por ser mi padre…

Los recuerdos de niño, de cuando te veía
gigante, y hoy que soy adulto….
Te veo aún más grande.

Por eso hoy te digo…
¡Te amo padre… antes que sea
demasiado tarde!


Mi padre, cuando yo tenia…

4 años : Mi papá puede hacer de todo.
5 años : Mi papá sabe un montón.
6 años : Mi papá es más inteligente que el tuyo.
8 años : Mi papá no sabe exactamente todo.
10 años : En la época en que mi papá creció, las cosas seguramente eran distintas.
12 años : Oh, bueno, claro,mi padre no sabe nada de eso. Es demasiado viejo para recordar su infancia.
14 años : No le hagas caso a mi viejo. ¡Es tan anticuado!
21 años : ¿Él? Por favor, está fuera de onda, sin recuperación posible.
25 años : Papá sabe un poco de eso, pero no puede ser de otra manera, puesto que ya tiene sus años.
30 años : No voy a hacer nada hasta no hablar con papá.
40 años : Me pregunto cómo habría manejado esto papá. Era inteligente y tenía un mundo de experiencia.
50 años : Daría cualquier cosa por que papá estuviera aquí para poder hablar esto con él.
Lástima que no valoré lo inteligente que era. Podría haber aprendido mucho de él.

Autor: Ann Landers

Padre

Hay un dicho que dice

Padre es el que cría
no el que procrea
Pues cualquiera hace un muchacho
pero no cualquiera lo cría.

El padre, así como debe ser padre
también debe ser amigo
debe corregir, pero también debe compartir,
debe reprender, pero también debe educar,
debe decir, pero también debe escuchar.

El buen padre se sacrifica por sus hijos
ve por su bienestar los apoya,
los aconseja en sus proyectos,
sobre todo les da un buen ejemplo.

Los orienta, se comunica con ellos,
ríe con ellos, comparte con ellos…
Les da la suficiente confianza
para que comuniquen sus problemas
Para después ayudarles con ellos.

El hijo a su vez, debe ser agradecido
debe respetar y honrar a sus padres
siempre recordarles visitarles,
preocuparse por ellos
y cuando estén lejos, llamarles.

Tener detalles con ellos
buscar vivir la vida, con honor
que sus padres
Siempre se sientan orgullosos.

Recordar que ahora son hijos
pero ya después serán padres
y así como han sido criados
buscar a criar a sus hijos
levantarlos con principios
con buenas bases morales.

Padre, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu hijo
Hijo, muestra, expresa, cariño
respeto y amor a tu padre
que se sientan orgullosos de ti
así como tu te sientes, orgulloso de ellos.

Sé responsable con tus hijos
Para que ellos también,
sean responsables para contigo.
Lo que ellos puedan llegar a ser
te lo deberán a ti,
a los buenos principios morales,
que tu les inculques.

Buenos cimientos, crean buenas bases
Ayudan a construir y a edificar
Tu recompensa, será su respeto
sus muestras de afecto, su amor
lo orgulloso que se sientan
y lo bien que siempre hablen de tí…
Dejando saber con esto
los buenos padres
que ustedes han sido.

Autor desconocido

A mi papa

Papa, hombre lleno de virtudes
nos hiciste tan felices
a mis hermanos y a mamá,
aún hoy, en tus avanzados años
que el tiempo ha bañado,
tus cabellos de plata
tu cuerpo ya cansado,
y apenas puedes caminar,
todavía te preocupas
Por todos nosotros
Y preguntas por todos,
desde el más pequeño
hasta el más grande.
Tu justicia por los pobres
y tu bondad por los necesitados
lo llevo de herencia querido papá.
Hoy que es tu Día quiero decirte
que me siento orgullosa de ser tu hija.
Dios te bendiga querido papá.

Autor: Maria TorresPapa,

Mi viejito adorado

tu sabes cuanto te quiero
recordando el pasado
te escribiré lo que siento.

Cuando era niña inventabas
lindos cuentos y poemas
siempre había un nuevo tema
los cuentos eran de hadas
de reyes y princesas
y también nos recitabas
bellos versos de tu infancia
y algunos de Juan de Dios Peza.

Hoy vengo a darte las gracias
por todo lo que nos diste
por los regalos de la infancia
y lo mucho que nos quisiste.

Yo, de mis cuatros hermanos,
soy la que mejor te conoce
la que más a ti se parece
y dos gracias a Dios
por lo bien que no llevamos.

No te lo digo a menudo
ni tanto como quisiera
pero espero que tu sepas
lo mucho que yo te quiero
y que eres el mejor padre
de todo el mundo entero.

Autor: Raquel Cira Rodriguez

Recordando a mi padre

Te oigo en el silencio de noches largas,
escribiendo aquellos antiguos versos,
y te veo caminar cansadamente
por las calles de mi pueblo.
Te escucho murmurar entre diente:
“Ya me voy para viejo”
Aunque digan que estás muerto, yo no creo…

Cuando niño, sentía acariciar mis cabellos,
al llevarte a pasear con tanta alegría
aún siento la tibieza de tus manos,
de esas manos callosas de obrero
y con esas últimas monedas
me comprabas caramelos
aunque digan que estas muerto, yo no lo creo…

Siento el llanto acongojado en tu garganta
cuando el drama ya inundaba tu cerebro:
y tu férrea voluntad ya no podía,
nos dejaste como herencia, tu honradez,
tus virtudes y defectos, nos sirvieron
ser personas de bien fue tu legado
aunque digan que estas muerto, yo no lo creo…

Cuando miro al espejo y veo mi rostro,
marcado por las arrugas del tiempo,
y la muerte me lleve de este mundo
aunque digan que estoy muerto, hijo tú no creas…

Autor: Alfredo de Antonis

A mi padre

Recuerde el alma dormida,
avive el deseo,
y despierte contemplando
cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando;
cuan presto se va el placer,
cómo después de acordado
da dolor,
cómo a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.
Y pues vemos lo presente
cómo en un punto es ido
y acabado
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no venido
por pasado.
No se engañe nadie, no,
pensando que ha de durar
lo que espera,
más que duró lo que vio,
porque todo ha de pasar
por tal manera.
Nuestras vidas son los ríos
que van a dar en la mar,
que es el morir;
allí van los señoríos
derechos a acabar
y consumir;
allí los ríos caudales,
allí los otros medianos
y más chicos;
allegados, son iguales
los que viven por sus manos
y los ricos.

Autor: Jorge Manrique

Padre perfecto

Hola papá, estoy aquí
esperando que pasen estas horas,
mientras debates tu existir,
en esta tierra de hombres.

Ya espero verte pues…te extraño
abrazarte mientras me atrevo,
saber de advertirte en un momento nuevo
y decirte un gran…”te quiero”.

Hablaremos de cosas mañana
recordando también tiempos pasados,
los días en que tu ayuda me has brindado,
a cambio de nada, padre sabio.

Independiente y defensores,
en tu amor, un gran color.
Viviste para el trabajo
y ante todo decirte como sos,
hombre de la vida,
que siempre me diste amor.

Autor: Gustavo Dario perez.

“Un padres supone más que un centenar de profesores”

Enlaces de interés

- Más citas y frases celebres para padres

- Envia un piropo a tu padre

1

Comentario más valorado

  1. +3

    falto esta :

    Oye negra, ¿Te puedo hablar?
    ya los chicos se han dormido
    Asi que, así que deja el tejido que después te equivocas

    Hoy te quiero preguntar
    Por qué motivo las madres amenazan a sus hijos
    Con ese estribillo fijo de ¡Ah, cuando venga tu padre!

    Y con tu padre de aquí y con tu padre de allá
    Resulta de que al final al verme llegar a mí
    Lo ven entrar a Caín y escapan por todos lados
    Y yo, que vengo cansado de trabajar todo el día
    recibo de bienvenida una lista de acusados

    POEMA DEL PADRE
    HECTOR GAGLIARDI

    Tú empiezas con tus quejas y yo tengo que enojarme
    Igual que hacía mi padre al escuchar a su vieja
    Entraba a fruncir la ceja apoyando a ese fiscal
    Que en medio del temporal se erigía en defensora
    Lo mismo que tú ahora que siempre me dejas mal

    Si los perdono, ¡que ejemplo! ¡es así como los educas!
    Si los castigo, ¡no tienes sentimientos!

    A mí, a mí que llegué contento y no tuve más remedio
    que poner cara de serio
    Y escuchar tu letanía

    A mí, a mí que me paso el día
    pensando en jugar con ellos
    yo sueño en llegar a casa y olvidarme felizmente del trabajo
    de la gente y de todo lo que pasa

    Los hijos son la esperanza
    y el porqué de nuestras vidas

    Por eso nunca les digas ¡ah, cuando venga tu padre!

    No quiero encontrar culpables
    quiero encontrar alegría
    que no me pongas de escudo como lo hacía mi madre
    que consiguió que a mi padre lo imaginara un verdugo

    El llegaba y te aseguro que se acababan las risas
    Y en lugar de una caricia o hablarle como a un amigo
    lo miraba compungido presintiendo una paliza
    y el pobre que me entendía, sacudiendo la cabeza
    escuchaba con tristeza lo que mi madre decía
    Y que él, y que él de sobra sabía

    Que con éste no se puede, que me pinta las paredes que trajo las suelas rotas, que la calle, la pelota
    que me saca canas verdes
    ¡a la cama sin cenar! Aburrido me ordenaba
    mi madre me consolaba y yo, yo lo culpaba a él
    a él que había llegado recién de trabajar, cansado
    y ya lo había yo amargado con todas mis travesuras
    los hijos nunca analizan el sentimiento del padre
    porque el brillo de la madre es tan fuerte que lo eclipsa
    sólo le hacemos justicia cuando nos toca vivir
    a nosotros su problema

    ay, si mi padre viviera ¡que recién lo comprendo!
    Y por qué nunca me dijo lo mucho que me quería
    Si hoy yo sé cuanto sufría al ver enfermo a su hijo
    Por qué me miraba fijo el primer pantalón largo
    Y sé que, hasta me habrá besado cuando yo
    estaba dormido

    Hoy que todo lo comprendo
    Por qué no estás a mi lado
    Por qué no estás ahora para besarte bien fuerte
    Viejo lindo
    Y ofrecerte mi cariño a todas horas
    Ves a tu hijo que llora, pero llora con razón
    Porque te pide perdón pensando en aquellos días
    En que ciego no veía que eras puro corazón
    Déjame negra que llore, es tan lindo desahogarse

    En fin, veamos, veamos que hacen nuestros
    Futuros señores. Mira esos pantalones
    Tápale un poco a la nena
    Si, si ya sé, no me lo digas
    Hoy se fué a la calle sola
    Acuéstate rezongona, mañana, mañana será otro día.

    humbertoth

Comentarios

2 comentarios Haz tu comentario

  1. +3

    falto esta :

    Oye negra, ¿Te puedo hablar?
    ya los chicos se han dormido
    Asi que, así que deja el tejido que después te equivocas

    Hoy te quiero preguntar
    Por qué motivo las madres amenazan a sus hijos
    Con ese estribillo fijo de ¡Ah, cuando venga tu padre!

    Y con tu padre de aquí y con tu padre de allá
    Resulta de que al final al verme llegar a mí
    Lo ven entrar a Caín y escapan por todos lados
    Y yo, que vengo cansado de trabajar todo el día
    recibo de bienvenida una lista de acusados

    POEMA DEL PADRE
    HECTOR GAGLIARDI

    Tú empiezas con tus quejas y yo tengo que enojarme
    Igual que hacía mi padre al escuchar a su vieja
    Entraba a fruncir la ceja apoyando a ese fiscal
    Que en medio del temporal se erigía en defensora
    Lo mismo que tú ahora que siempre me dejas mal

    Si los perdono, ¡que ejemplo! ¡es así como los educas!
    Si los castigo, ¡no tienes sentimientos!

    A mí, a mí que llegué contento y no tuve más remedio
    que poner cara de serio
    Y escuchar tu letanía

    A mí, a mí que me paso el día
    pensando en jugar con ellos
    yo sueño en llegar a casa y olvidarme felizmente del trabajo
    de la gente y de todo lo que pasa

    Los hijos son la esperanza
    y el porqué de nuestras vidas

    Por eso nunca les digas ¡ah, cuando venga tu padre!

    No quiero encontrar culpables
    quiero encontrar alegría
    que no me pongas de escudo como lo hacía mi madre
    que consiguió que a mi padre lo imaginara un verdugo

    El llegaba y te aseguro que se acababan las risas
    Y en lugar de una caricia o hablarle como a un amigo
    lo miraba compungido presintiendo una paliza
    y el pobre que me entendía, sacudiendo la cabeza
    escuchaba con tristeza lo que mi madre decía
    Y que él, y que él de sobra sabía

    Que con éste no se puede, que me pinta las paredes que trajo las suelas rotas, que la calle, la pelota
    que me saca canas verdes
    ¡a la cama sin cenar! Aburrido me ordenaba
    mi madre me consolaba y yo, yo lo culpaba a él
    a él que había llegado recién de trabajar, cansado
    y ya lo había yo amargado con todas mis travesuras
    los hijos nunca analizan el sentimiento del padre
    porque el brillo de la madre es tan fuerte que lo eclipsa
    sólo le hacemos justicia cuando nos toca vivir
    a nosotros su problema

    ay, si mi padre viviera ¡que recién lo comprendo!
    Y por qué nunca me dijo lo mucho que me quería
    Si hoy yo sé cuanto sufría al ver enfermo a su hijo
    Por qué me miraba fijo el primer pantalón largo
    Y sé que, hasta me habrá besado cuando yo
    estaba dormido

    Hoy que todo lo comprendo
    Por qué no estás a mi lado
    Por qué no estás ahora para besarte bien fuerte
    Viejo lindo
    Y ofrecerte mi cariño a todas horas
    Ves a tu hijo que llora, pero llora con razón
    Porque te pide perdón pensando en aquellos días
    En que ciego no veía que eras puro corazón
    Déjame negra que llore, es tan lindo desahogarse

    En fin, veamos, veamos que hacen nuestros
    Futuros señores. Mira esos pantalones
    Tápale un poco a la nena
    Si, si ya sé, no me lo digas
    Hoy se fué a la calle sola
    Acuéstate rezongona, mañana, mañana será otro día.

    humbertoth Responder
  2. 0

    :D …qe linndoo.!!..:D….guarde algunos.:P..thank you.!!!…

    Mariela z.s Responder
Un Trackback

Trackbacks

  1. Fisicoculturismo Sin Tonterias – Funciona El Sistema? | Articulos

    [...] Poesias y poemas para el 'Día del padre' | Tonterias.com [...]

Añade tu comentario