Hay que ser ‘animal’ para promocionar tu negocio de paracaídas así.

Un burro volando

http://www.youtube.com/watch?v=t4XdUonFTXs

Los niños que estaban en la playa  lloraron al ver lo ocurrido con el animal.
El animal rebuznaba de miedo cuando le fue atado un paracaídas y se elevó al ser tirado por una barca motora.

Tras una media hora en el aire, el animal bajó a tierra, pero cayó en el agua y tuvo que ser remolcado hasta poder tocar la arena. Los veraneantes no entendían lo que estaba sucediendo y los empresarios tuvieron poblemas con la policía. Tras ser denunciados, podrían haber terminado por dos años en la la cárcel por maltrato animal, aunque finalmente se librarán pues la policía rusa ha desestimado abrir una causa penal contra los empresarios que hicieron volar al burro.